Tratamiento para los ojos amarillos

Si últimamente has notado que tus ojos han adquirido un color más amarillento de lo habitual, debes saber que existen múltiples tratamientos naturales y caseros, que puedes realizar tú mismo, y que te serán de gran ayuda para conseguir acabar con los ojos amarillos y que vuelvan a recuperar su color habitual.

El amarillo en los ojos puede aparecer debido a diferentes causas, y es que aunque por lo general el amarillo aparece debido a la ictericia, o lo que es lo mismo, al incremento de la bilirrubina en la sangre, también puede deberse a enfermedades relacionadas con un mal funcionamiento del hígado, como la hepatitis o la cirrosis.

Otras enfermedades como la anemia también pueden ser las culpables de los ojos amarillos, debido a que se produce una destrucción fuera de lo común de los glóbulos rojos, el cual se traduce en un incremento de la producción de la bilirrubina.

En cualquier caso, y aunque lo más recomendable si te notas los ojos amarillos, es que acudas a tu médico para que te ofrezca el mejor tratamiento, existen fórmulas naturales que también te serán de gran ayuda, y que a continuación hemos querido compartir contigo. Presta atención y toma nota.

Zumo de tomate, sal y pimienta negra

Aunque un zumo de tomate, sal y pimienta negra aparentemente, no se muestra como una bebida precisamente deliciosa, hay que decir que resulta realmente efectiva a la hora de combatir el color amarillo en los ojos, mostrando resultados en tiempo récord.

Muy fácil de hacer, tan sólo tendrás que exprimir un tomate en un vaso, y mezclarlo con una cucharada de sal y otra de pimienta negra. Te recomendamos que la tomes una vez al día, siempre en ayunas.

Zumo de limón

El zumo de limón también va muy bien para tratar los ojos amarillos, y además, es una bebida que con un poco de azúcar está muy rica, por lo que es fácil de incorporar a tu dieta diaria. El color amarillo del limón resultará de gran ayuda para tratar de disimular el amarillo de tus ojos. Pruébalo.

Té de orégano

Por otro lado está el té de orégano, una bebida que se muestra realmente útil no sólo para tratar los ojos amarillentos, sino también para disfrutar de un mejor estado de salud. Para elaborarlo, tan sólo tienes que hervir un vaso de agua y agregarle después dos cucharadas pequeñas de orégano. Lo dejas reposar durante unos 10 minutos aproximadamente, y después, lo cuelas en otro vaso limpio utilizando un colador.

Posiblemente el sabor no sea demasiado agradable, pero te garantizamos que los resultados serán excepcionales. Al igual que el zumo de tomate, sal y pimienta negra, consume éste té todos los días en ayunas.

Haz ejercicio

Y por último queremos recomendarte que hagas ejercicio diario, y es que el ejercicio se muestra como la mejor solución para todo tipo de afecciones, y sí, también para los ojos amarillentos. Trata de hacer un mínimo de ejercicio al día, y verás como poco a poco el amarillo va desapareciendo de tus ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website