¿Por qué mejorar la imagen de tu empresa?

La imagen de una empresa está, directamente, relacionada con la marca. Con dar valor a una marca.

De este modo, el bien que recibe el consumidor se transforma en valor y es este valor el que hace que un consumidor se decida a comprar y piense cuánto quiere gastar y si, finalmente, volverá a confiar en dicha empresa para realizar una nueva compra o varias o hacerlo de forma continuada. De ahí en adelante.

Por tanto, vemos que la imagen de una empresa es su activo más preciado, pues se traduce en confianza y empatía. Y con estas palabras hemos llegado a la pirámide del proceso de compra que realiza cualquier cliente.

Para que los clientes compren en una empresa, han de sentir confianza y empatía y solo podrán sentirlas cuando veas una imagen de empresa que te provoque estos sentimientos.

Cuidar la imagen corporativa

La primera impresión es la más importante oportunidad de generar confianza y empatía hacia tu empresa y esto empieza con las instalaciones.

Por ejemplo, una nave industrial que tenga defectos, grietas o voladuras en el tejado debería contar con los servicios de una empresa especializada en la rehabilitación de naves industriales.

Principales ventajas

El cliente elegirá tu empresa y no la de la competencia y se realizarán más ventas. Y esto se deberá a que el cliente no solo pensará en el precio de tu artículo, sino en que este tenga unos estándares de calidad que desea encontrar.

Por tanto, ha de confiar en que dicha calidad existe; y, en este aspecto, la imagen corporativa lo es todo.

Una vez el cliente confía en tu empresa, este lo contará a otro posible cliente; quien, motivado por la recomendación de alguien que conoce y en quien confía, visitará tu empresa para comprar. Se trata de la llamada “cadena de confianza”.

Tus proveedores también confiarán en ti, si se establece una relación de confianza. De esta forma, obtendrás calidad y cantidad en tus transacciones con ellos.

A nivel interno, serían muchos los factores a tratar, pero es claro que los trabajadores son emisores de confianza ante los clientes y la empresa es receptora por su causa.

Por otro lado, una buena imagen de empresa atraerá mejores y más cualificados trabajadores, que querrán unirse a tu proyecto.

Otra enorme ventaja es que tus clientes vendrán a ti, por lo que no tendrás que salir a buscarlos puerta a puerta.

Tu web

En cuanto a imagen exterior se trata, hoy en día, queda claro que tu web de empresa es tu escaparate al mundo. Antes de que un cliente pueda visitar tus instalaciones o probar tus productos, establecerá el primer contacto a través de Internet.

Mención final a la empatía

La empatía podría considerarse el último y más preciado escalafón y la más avanzada ventaja de mejorar la imagen de tu empresa, pues un cliente que siente empatía está incluyendo a tu empresa dentro de su mundo de una forma más personal.