La climatología hace estragos en las playas

El mal tiempo que tenemos en toda España ha provocado estragos en la mayoría de playas del país, con un frente de lluvias y fuertes vientos que han afectado sobre todo a las playas de la Comunidad Valenciana y Andalucía, en las que se han llegado a registrar precipitaciones de incluso 156 litros por m2, así como rachas de viento alrededor de unos 122 kilómetros por hora , que incluso han obligado a cerrar varios colegios e institutos así como los principales aeropuertos de las ciudades.

Las tormentas también han querido tener acto de presencia en este temporal, y más de media España se encuentra en estado de alerta naranja durante toda la semana. Todo parece indicar a que sus primeros rastros los dejará en Cataluña, según informa la Agencia Estatal de Meteorología.

Según la Confederación Hidrográfica del Júcar, se ha visto obligada a abrir el pantano de Regajo, perteneciente a la provincia de Castellón, ya que había llegado a su límite máximo y ya no podía acumular más cantidad de agua. En la provincia de Alicante, concretamente en el río Gorgos, las lluvias han superado los 140 litros por m2, por lo que también está cerca de superar su límite.

El máximo responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, ha querido comentar que en la costa mediterránea se han registrado durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, una mayor cantidad de lluvias respecto a años anteriores. De hecho, desde el año 2001 no se tenían unos resultados similares.

Las lluvias más importantes a lo largo de los últimos días se han producido en el emblase de Buseo, con 156 litros por metro cuadrado, en Benafigós, con 146, en Castellfort 140 y 138 en Siete Aguas.

En la Comunidad Valenciana, quince han sido los colegios que se han visto obligados a cerrar sus puertas por la seguridad de los más pequeños y del profesorado. Todos ellos han sufrido inundaciones y todo tipo de goteras durante los últimos días.

El Puerto de Valencia también ha tenido que cerrar, tan solo abriendo sus puertas para dar salida a los diferentes buques atracados. Así como el Metro de Valencia, en el que se han tenido que cortar diferentes tramos para permitir su funcionamiento.

Las caídas de árboles también ha sido uno de los principales problemas en toda España por culpa del temporal. Los equipos de limpieza han tenido que ser reforzados para poder llevar a cabo toda la actividad de recogida, que han cortado algunas calles y han provocado múltiples destrozos en coches así como en mobiliario urbano.

Los bomberos de Castellón incluso han rescatado a un hombre con síndromes de hipotermia en el municipio de Montanejos, cuando trataba de cruzar el río Mijares y el aumento del caudal se lo llevó por delante, quedando atrapado dentro de su vehículo. Mientras que en el municipio de Onda, tuvieron que rescatar un caballo que había caído al interior del río y que estaba a punto de ahogarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website