50 desempleados buscan trabajo en la Junta de Santa Olalla del Cala

El paro es uno de los principales problemas que tenemos en este país en la actualidad, y como era de esperar, en Santa Olalla del Cala no iba a ser diferente. Y es que desde que comenzó la actual crisis económica en la que todavía estamos inmersos, a finales del año 2007, el número de desempleados en el municipio no ha hecho más que aumentar, al igual que en el resto de España.

Una situación que realmente ha provocado que demasiadas familias tengan serios problemas para llegar a fin de mes, viendo como incluso les quitaban sus casas y la mayoría de sus pertenencias más queridas.

Y es que el principal problema es que no se puede hacer nada para remediar esta situación, que lejos de mejorar, parece que no hace más que empeorar con el paso del tiempo.

La Junta de Santa Olalla del Cala

La Junta de Santa Olalla es la principal luz al final del túnel que han encontrado los habitantes de Santa Olalla del Cala que se encontraban sin empleo. Y es que, con el principal objetivo de conseguir ofrecer un puesto de trabajo a los más necesitados, desde la Junta se ha tratado por todos los medios de mantener la mina de Aguablanca, que en caso de echar el cierre, dejaría en el paro a más de 50 trabajadores del municipio.

Para ello se celebró un pleno en el Ayuntamiento del municipio para tratar de aprobar que no se cerrase la mina, a pesar de las innumerables críticas que ha recibido en los últimos años.

Antonio Plaza, alcalde de Santa Olalla, ha sido el principal propulsor de esta iniciativa, que ha sido apoyado por todo su equipo así como por la mayoría del Ayuntamiento. Y es que en un municipio cono Santa Olalla, cada uno de los vecinos desempeña un papel muy importante.

Y es que los efectos del cierre de la mina serían devastadores para el municipio, ya que la mayoría de trabajadores pertenecen a Santa Olalla. De modo que es totalmente necesario que todos trabajen juntos para intentar que todo el mundo se ponga de acuerdo para tratar de evitar el cierre definitivo de la mina.

Con esta medida, más de 50 trabajadores están a la espera de que se conozca la decisión final, ya que de ella dependerán sus puestos de trabajo. Es cierto que las condiciones de la mina no eran las mejores, pero como dice el alcalde del propio municipio, por delante están las personas, que son las que mantienen con vida este prestigioso municipio.

De modo que habrá que esperar para conocer la decisión final y ver qué ocurre finalmente con los trabajadores que esperan tener un veredicto lo antes posible para saber que será de ellos en un futuro próximo. Esperemos de corazón que tengan suerte.