5 Ingredientes naturales claves para la cara

Si haces una búsqueda en Internet sobre cremas y productos para cuidar la piel del rostro, es fácil que encuentres una gran cantidad de cremas y jabones hechos a base de compuestos químicos. Es posible que estos artículos te ayuden a mantener tu cara joven pero no cabe duda: lo mejor siempre será lo natural.

Identifica tu tipo de piel

Pero no por ser natural todos los productos serán adecuados para ti. Si quieres estar segura de que estás utilizando la combinación de ingredientes perfecta para tu rostro, lo primero que debes hacer es identificar cuál es tu tipo de piel.

La piel puede ser seca, mixta o grasa. La piel seca se caracteriza por ser tirante llegando a producir picor y tirantez. La piel grasa es aquella que padece mayor cantidad de sebo y la mixta es cuando se combinan las dos anteriores en un mismo rostro. Por otro lado, está la piel acneica que suele darse en la piel grasa.

Los mejores ingredientes naturales para tu rostro

Ahora que ya sabes qué tipo de piel tienes, vamos a ver cuáles son los mejores ingredientes para cuidarla.

Bicarbonato de sodio

A parte de poder usarlo para limpiar tus dientes, el bicarbonato de sodio es un gran exfoliante natural para la cara ya que limpia la piel sin resecarla. Su uso es muy sencillo, basta con que lo mezcles con un poco de agua y lo extiendas por tu rostro aplicándolo con un suave masaje. Después aclaras con abundante agua y aplicas tu crema hidratante.

Miel

La miel se utiliza en muchas de las cremas hidratantes que puedes encontrar en cualquier perfumería. El motivo son sus cualidades humectante y antibacteriana que hacen de este ingrediente el más adecuado para mantener las pieles sebosas hidratadas y libres de grasa.

Vinagre de manzana

El ph de el vinagre de manzana es muy similar al de la piel del rostro. Esta característica hace de él un perfecto tónico facial que ayuda a prevenir el acné sin resecar la piel de la cara. Úsalo después de una limpieza y verás como no vuelves a ver esos granitos tan molestos en una buena temporada.

Granada

La granada es una gran fuente de colágeno. Machaca una de esas frutas y aplícatela por el rostro, como si fuera una mascarilla. Deja que sus vitaminas penetren en tu piel y después retira los restos con agua. Realiza esta operación un par de veces al mes y verás como tu piel se mantiene siempre joven y tersa.

Sábila

La sábila es un potente regenerador de tejidos. Si tu piel es grasa, aplica este ingrediente en tus cremas hidratantes y conseguirás que los poros no acumulen las toxinas que provocan el acné. Tendrás una piel más limpia y más sana al estar protegida contra las impurezas.

La naturaleza te proporciona todo aquello que necesitas para mantener tu rostro limpio, hidratado y joven. Lo único que tienes que hacer es escuchar a tu cuerpo y aplicar los ingredientes que este necesita. No es necesario que lo sobreexpongas a productos químicos para obtener una piel sana y cuidada.